CORRECTOR DE OJERAS; CREMA, LÍQUIDO O EN BARRA: RESUELVE LA ETERNA DUDA.

corrector-ojeras

Todas las mujeres que usamos a diario maquillaje  hemos dedicado sendos minutos de nuestro tiempo a debatir mentalmente sobre si escoger un corrector de ojeras en un formato o en otro. Es un básico de maquillaje imprescindible, hasta el punto de que con solo un poco de corrector y coloretes, puedes estar lista para salir con un aspecto aceptable.

Son muchas las marcas de calidad en maquillaje y por muy buenas que éstas sean, la mayoría ofrece los tres formatos antes mencionados. ¿Cómo estar seguras de que la elección tomada sea la acertada para nosotras?

Realmente depende del gusto de cada una, aunque es cierto que existen algunas directrices básicas que es recomendable seguir como por ejemplo:

  1. Si el color de las imperfección que quieres maquillar es muy destacado, como puede ser el color verdoso o violáceo, es necesario un corrector más denso y por tanto la opción fluida no es la más adecuada, opta por barra o en crema. Si la ojera tiene una atenuación verde, busca un corrector anaranjado y si es violeta, búscalo en tonos amarillos.
  1. Salvo si te encuentras con una ojera muy rebelde en la que tengas que usar un determinado tono para modificar el tuyo, lo ideal es que busques un tono que sea idéntico al de tu contorno de ojos y a tu base de maquillaje.

TRUCO: Si escoges un tono más claro que la base de maquillaje y lo aplicas encima con suaves toques, o bien difuminando con un pincel específico, conseguirás un doble efecto: corrector e iluminador en uno.

  1. En el maquillaje reina la ley de la compensación, por lo tanto por muy cubriente que sea un corrector, si ya comienzas a tener arrugas habrás comprobado que el corrector de toda la vida al que eres tan fiel, ya no te luce como antes. Esto es porque los formatos crema, pero sobre todo los en barra, suelen ser muy espesos y resecan mucho la zona de la ojera, por lo tanto acentúan las arrugas. El color será envidiable, pero las arrugas estarán más presentes que nunca. Opta por un corrector fluido, es más ligero y siendo de buena calidad como el Corrector Double Wear Stay-in-place de Estée Lauder, conseguirás el doble efecto deseado: ojera cubierta y arrugas “a raya”. Además este corrector viene un FPS 10 y tiene una gran cantidad de tonalidades, por lo que puedes encontrar el tono ideal para ti. Es un producto que cunde muchísimo, sin embargo por el tipo de envase, no será posible aprovechar el 100% del productocorrector-ojeras-2
  2. Existen correctores que aunque son en barra consiguen integrar el factor hidratante. Es el caso del Corrector hidratante Fake up de Benefit. Esta marca que depende de Sephora está causando furor en los últimos años gracias a sus innovadores productos de maquillaje de excelente calidad a precios medios. Este singular corrector en stick tiene un núcleo de pigmento rodeado de producto hidratante, ambos se mezclan durante la aplicación consiguiendo una cobertura media con una hidratación que permanece durante horas impidiendo que los pliegues de la piel sean visibles. Puedes encontrarlo en tres tonalidades.

TRUCO: Si aplicas encima con brocha una ligera capa de polvos traslucidos, el efecto “buena cara” te sorprenderá.

corrector-ojeras-1

  1. Si tu problema a la hora de maquillarte son lo granitos, necesitas tapar las zonas rojas ya no tanto del contorno de ojos, como en otras zonas de la cara, para ello lo ideal es un corrector con tonalidades verdes. Te recomiendo el corrector en crema de Kryolan Supracolor, que es un maquillaje profesional usado en cine. Tiene formato crema, cunde mucho y los resultados son sorprendentes, el tono verde es para las rojeces y los beige para el contorno de ojos. Otro producto enfocado a la misma problemática es el corrector Clinique anti-blemish. Su tono nº4 es de color verde y aplicado levemente y luego difuminado sobre los granitos y zonas rojas, consigue un resultado milagroso. Las otras tres tonalidades, combaten los granitos pero son ya de un color beige para usar en el contorno de ojos.

corrector-ojeras-3

  1. Existen correctores en polvo, pero son demasiado ligeros como para cumplir su misión. Úsalos solo en pieles jóvenes que no necesiten mucho retoque. Tiene un aspecto positivo y es que generalmente las venden en paletas de varios tonos que puedes mezclar para obtener el color ideal.corrector-polvo

Sea cual sea tu opción, recuerda que el lugar para probar el contorno de ojos es tu propia cara. Si la prueba la realizas en la parte externa de la mano, ten por seguro que errarás en la elección del color, pues las tonalidades de tu piel en esas dos zonas son completamente distintas. Tómate tu tiempo, y escoge la mejor opción para tu cutis.


Tags:

Deja un comentario