Cómo aplicar el blush correctamente

El maquillaje es todo un arte

pero el truco está en conocer las mejores formas de usarlo. Por ejemplo, saber aplicar el blush correctamente te ayudará a sacarle un mejor partido a todo el maquillaje y a alcanzar un look más natural y juvenil. El blush se usa para colorear los pómulos y así realzar o definir los rasgos faciales que convienen. No todo el mundo usa este cosmético, pero no hay duda de que un poco de blush trae vida al rostro.

Evita equivocarte con el tono y la cantidad de blush

Cómo aplicar el blush
Cómo aplicar el blush

Existe un preámbulo para la aplicación del blush y es elegir el que se adapte mejor a tu tono de piel. En algunas tiendas hay personas que te pueden orientar a encontrar el blush perfecto. Sin embargo, no es muy complicado determinar qué tonos van mejor con tu matiz, solo debes distinguir si tu color de piel es cálido o frío. Fíjate en las venas de tu antebrazo, si el color es azulado, tu tono es frío, en cambio, si es verdoso, tu tono es cálido.

Para aplicar el blush correctamente sonríe

esto te ayudará a determinar dónde exactamente colocar el rubor. Cuando el producto es en polvo necesitas una brocha gruesa. A continuación deberás pasar la brocha sobre el blush, luego asegúrate de quitar el posible exceso agitando la brocha. Ahora aplica el cosmético de manera moderada en las mejillas. Necesitarás otra brocha o una esponja para difuminar, pues es importante que el blush en tu rostro tenga una apariencia natural.

Si quieres aplicar el blush correctamente y tienes una versión líquida, en crema o gel, debes utilizar tus dedos. Toma un poco de blush con tu dedo anular y pon algunos puntos del producto en tus mejillas. Para difuminar puedes valerte de tus dedos, pero también de una esponja o una brocha para conseguir un resultado más prolijo. Otro aspecto que debes tener en cuenta es la forma de tu cara, pues necesitarás resaltar distintos puntos de tu rostro si es de forma cuadrada o redonda.